Cruz más Cruz
Diseño y arquitectura
Eduardo Vela, 11
28023 Madrid (Spain)
Tels: 917402504
669292136/ 660109350
estudio@cruznovillo.com
www.cruznovillo.com
(web en construcción)
Descargar Monografía
Nuestro estudio participa en la exposición Design:España que tiene lugar en Burdéos (Musée des Arts Décoratifs) hasta el 16 de septiembre de 2013. Ya están disponibles en el Caixaforum Barcelona y en el Museo Thyssen-Bornemisza varias obras del ciclo "The T-Selfportraits by Cruz Novillo", donde también se incluyen piezas específicas para las exposiciones temporales "Pissarro", "Surrealismo", ... Se trata de una selección de los trabajos presentados por el artista en la galería Evelyn Botella (pigmentos sobre tela), cuyo nexo común es la utilización de fragmentos de obras de arte universales; torsos (tanto pictóricos como escultóricos) que se completan cuando el propietario de la obra decide "vestirse" con ella. 07/06/13
"Presenta Cruz Novillo en el patio central del Centro Cultural Conde Duque de Madrid una pieza específica para la ocasión de La Noche en Blanco: "Diafragma heptafónico 3.612, opus 12", 7 horas, corno inglés. Es una obra sinestésica, de sensaciones a un mismo tiempo visuales y auditivas, temporales y espaciales. Se trata de una “pieza audio-vídeo” que se produce y que se desarrolla a caballo de la pureza formal, cromática y plástica del arte constructivo, y de una clara partitura musical, cuyas notas y masas sonoras se desplazan recortándose entre sí, fluyendo y sensibilizando el espacio-ambiente durante las siete horas ininterrumpidas que dura la interpretación de este “concierto”. La parte visual de la obra la constituyen las formas y las estructuras de su partitura, cuyo desarrollo plástico se va proyectando en audio-vídeo, acompañado de su propia interpretación acústica, el valor musical de la propuesta. Esa interpretación -que se reproduce grabada- está confiada al corno inglés, instrumento de sonido grave tan especial. La música es, por tanto, el componente sustancial del que dimanan no sólo el sonido y los elementos temporales de este concierto, sino también la configuración formal, cromática y compositiva de la pieza. Para ello Cruz Novillo utiliza un modelo de notación o de escritura musical creado por él, en el que asocia siete colores a las siete notas de la escala. Los colores elegidos son “los cuatro del parchís” -que Cruz Novillo emplea habitualmente en su obra plástica-, a los que ha sumado el blanco, el negro y el gris. Según este modelo, el color rojo equivale a la primera nota de la escala, el Do; el blanco, a la nota Re; el amarillo, a la nota Mi; el verde, a la nota Fa; el azul, a la nota Sol; el negro, a la nota La; y el gris, a la séptima nota, el Si. El artista denomina a este modelo “diafragma”, en la acepción etimológica del término: “separación que intercepta la comunicación entre dos partes”, es decir, entre cada una de las notas que se suceden en la partitura, notas que aquí se representan por medio de cuadrados, rectángulos o parcelas de color, cuyas diferencias de extensión en el tiempo y de sucesión en el espacio configuran el conjunto cromático y estructural de la composición. Los espectadores nos encontramos, pues, ante una creación de marcado carácter estructuralista, en la que se combinan los dominios especificados de la música y de la plástica, subrayando siempre que es la música la que aquí acaba “dictando” la “pintura” o campo de color. Ahora bien, y dicho con palabras del filósofo Jean Piaget, “una estructura es un sistema de transformaciones que comporta leyes, en tanto que sistema, y que se conserva y se enriquece por el propio juego de sus transformaciones, sin que éstas vayan más allá de sus fronteras o recurran a elementos exteriores. En consecuencia, una estructura abarca los caracteres de totalidad, de transformación y de autorregulación”. El resultado “final” de esta nueva obra mantiene un registro y carácter peculiares, derivados del “lenguaje estructural científico” que se les ha aplicado, y “sensibilizados” al mismo tiempo por los registros de su representación plástica. Ese resultado “último” es el que sigue: Un concierto de siete movimientos, cada uno dedicado respectivamente a una de las siete notas de la escala musical, representadas cada cual por su correspondiente y exclusivo color. A su vez, cada movimiento queda integrado por 516 compases o “escalas”, precisando cada una de ellas de 7 segundos para su respectiva interpretación. En consecuencia, la interpretación musical y el paralelo desarrollo plástico de cada movimiento tiene una duración de 3.612 segundos, o sea, de una hora. Por tanto, son 7 las horas que se precisan para la ejecución de la partitura completa, así como para la proyección de sus imágenes. Hablando sobre este proyecto, insiste Cruz Novillo en subrayar su renuncia -ya permanente- a concebir sus composiciones como pintura, así como a entenderlas -consecuentemente- como espacio bidimensional: “Huyo del plano bidimensional -que me intimida-, hacia la cuarta dimensión”. Este rechazo suyo de la pintura es paralelo al que proclamaron los artistas Daniel Buren, Oliver Mosset, Michel Parmentier y Niele Toroni, fundadores del grupo BMPT, cuando en 1967 editaron un opúsculo referente a su objetivo de reducir lo pictórico a unos pocos elementos básicos, sobre todo estructurales, al tiempo que ironizaban sobre las características temáticas y esteticistas de la representación pictórica tradicional. En efecto, desde el punto de vista espacial la naturaleza o condición de "Diafragma Heptafónico 3.612, opus 12", 7 horas, corno inglés no es pictórica, ni volumétrica o escultórica, sino de dimensión superior a lo tridimensional, ya que es una “pieza musical y de color” que se proyecta visual y acústicamente en el “espacio abierto” de una plaza, sensibilizándolo con la acción y con los efectos de su fluencia. Para el propio artista, esta idea de proyección conjunta de una obra de estructuras sonora y visual en el ámbito fluido del “puro espacio” puede que constituya el caballo de Troya de todo el proyecto". (Este texto fue escrito para el catálogo, inédito, de la obra de Cruz Novillo "Diafragma heptafónico 3.612, opus 12", de siete horas de duración, que fué estrenada en el patio del Centro Conde Duque de Madrid el 14 de septiembre de 2008, con motivo de la celebración de La Noche en Blanco). José Marín-Medina.
Crítico de arte. 18 de Junio de 2008.
El concepto “Diafragma” engloba multitud de formatos de obras cuya característica común es la combinación de un número variable de elementos monocromáticos, sonoros, fotográficos o tridimensionales.
Estas obras sinestésicas tuvieron su origen con “Diafragma Uno”, “Diafragma Dos” y “Diafragma Tres”, donde se combinaban estrictamente cuatro elementos, y presenta una evolución en el “Diafragma Decafónico de Dígitos” que es la base del presente Proyecto.
Se trata de obras resultantes de la combinación de hasta diez elementos de colores distintos, a cada uno de los cuales se le asigna una cifra del 0 hasta el 9 y una nota musical, con arreglo al siguiente criterio: 1 Rojo Do
2 Naranja Re
3 Verde claro Mib
4 Magenta Mi
5 Amarillo Fa
6 Verde Solb
7 Morado Sol
8 Azul La
9 Celeste Sib
0 Marrón Si Se trata de un lenguaje visual que permite la traducción de cifras a colores y sonidos y viceversa, por lo cual se pensó que era idónea su aplicación al edificio de una institución como el Instituto Nacional de Estadística, que presenta el resultado de sus estudios de forma principalmente numérica. Así, se seleccionaron un total de 58 datos estadísticos, actualizados a 2005, para la realización de los correspondientes 58 “Diafragmas Decafónicos de Dígitos” que se implantan horizontalmente y de forma continua, planta a planta y en sentido descendente, a lo largo de las fachadas sur, este y norte del edificio. Cada dato estadístico da nombre a su correspondiente diafragma, de la siguiente manera: 001 Diafragma decafónico de dígitos
“Extensión de España en km2: 504.645” 002 Diafragma decafónico de dígitos
“Población residente: 44.108.530” 003 Diafragma decafónico de dígitos
“Renta per cápita en precios corrientes en euros: 19.637” 004 Diafragma decafónico de dígitos
“Población residente, mujeres: 22.327.661” 005 Diafragma decafónico de dígitos
“Población residente, hombres: 21.780.869” 006 Diafragma decafónico de dígitos
“Población residente, extranjeros: 3.730.610” 007 Diafragma decafónico de dígitos
“Población residente, mayores de 65 años en porcentaje: 16,62” 008 Diafragma decafónico de dígitos
“Número medio de hijos por mujer en España: 1,34” 009 Diafragma decafónico de dígitos
“Número medio de hijos por mujer en UE-25: 1,48” 010 Diafragma decafónico de dígitos
“Población activa: 21.155.612” 011 Diafragma decafónico de dígitos
“Población ocupada: 19.314.257” 012 Diafragma decafónico de dígitos
“Población desempleada: 1.841.255” 013 Diafragma decafónico de dígitos
“Tasa de paro en España: 8,70” 014 Diafragma decafónico de dígitos
“Tasa de paro en UE: 8,50” 015 Diafragma decafónico de dígitos
“Alumnos matriculados en enseñanza obligatoria hasta 16 años: 5.779.833” 016 Diafragma decafónico de dígitos
“Alumnos matriculados en Bachillerato y FP: 1.154.474” 017 Diafragma decafónico de dígitos
“Alumnos matriculados en la Universidad: 1.462.897” 018 Diafragma decafónico de dígitos
“Número de profesores no universitarios: 580.370” 019 Diafragma decafónico de dígitos
“Número de profesores universitarios: 105.469” 020 Diafragma decafónico de dígitos
“Producción editorial en número de ejemplares: 281.005” 021 Diafragma decafónico de dígitos
“Gasto Público en educación en España en % del PIB: 4,40” 022 Diafragma decafónico de dígitos
“Gasto Público en educación en UE-25 en % del PIB: 5,40” 023 Diafragma decafónico de dígitos
“Número de médicos: 194.668” 024 Diafragma decafónico de dígitos
“Número de profesionales: 524.759” 025 Diafragma decafónico de dígitos
“Número de hospitales: 779” 026 Diafragma decafónico de dígitos
“Número de camas por cada 1000 habitantes: 3,67” 027 Diafragma decafónico de dígitos
“Índice de Precios al Consumo en España. % crecimiento: 3,40” 028 Diafragma decafónico de dígitos
“Índice de Precios al Consumo en UE-25. % crecimiento: 2,20” 029 Diafragma decafónico de dígitos
“Número de hogares: 14.455.640” 030 Diafragma decafónico de dígitos
“Tamaño medio del hogar en número de personas: 2,91” 031 Diafragma decafónico de dígitos
“Hogares unipersonales en porcentaje: 14,39” 032 Diafragma decafónico de dígitos
“Hogares con 6 o más personas en porcentaje: 2,73” 033 Diafragma decafónico de dígitos
“PIB precios corrientes en millones de euros: 837.316” 034 Diafragma decafónico de dígitos
“Crecimiento del PIB en España en porcentaje: 3,40” 035 Diafragma decafónico de dígitos
“Crecimiento del PIB en UE-25 en porcentaje: 1,60” 036 Diafragma decafónico de dígitos
“PIB pc en paridad poder adquisitivo UE-25 100. España: 97,60” 037 Diafragma decafónico de dígitos
“Sociedades constituidas: 137.843” 038 Diafragma decafónico de dígitos
“Número de empresas: 3.064.129” 039 Diafragma decafónico de dígitos
“Empresas sin asalariados en porcentaje: 51,37” 040 Diafragma decafónico de dígitos
“Exportaciones de bienes en miles de euros: 153.558.995” 041 Diafragma decafónico de dígitos
“Exportaciones a la UE-25 en porcentaje: 72,09” 042 Diafragma decafónico de dígitos
“Importaciones de bienes en miles de euros: 231.371.566” 043 Diafragma decafónico de dígitos
“Déficit de la balanza comercial en miles de euros: 77.812.517” 044 Diafragma decafónico de dígitos
“Turismo y viajes, ingresos en miles de euros: 37.792.728” 045 Diafragma decafónico de dígitos
“Turismo y viajes, pagos en miles de euros: 12.125.215” 046 Diafragma decafónico de dígitos
“Importaciones de la UE-25 en porcentaje: 60,82” 047 Diafragma decafónico de dígitos
“Déficit de balanza corriente en miles de euros: 68.952.142” 048 Diafragma decafónico de dígitos
“Tasa de ahorro sobre la renta disponible en porcentaje: 11,20” 049 Diafragma decafónico de dígitos
“Hipotecas: 1.752.947” 050 Diafragma decafónico de dígitos
“Viviendas familiares: 20.946.554” 051 Diafragma decafónico de dígitos
“Viviendas colectivas: 11.446” 052 Diafragma decafónico de dígitos
“Parque de automóviles matriculados en miles: 26.432,64” 053 Diafragma decafónico de dígitos
“Viviendas en alquiler en España en porcentaje: 10,10” 054 Diafragma decafónico de dígitos
“Viviendas en alquiler en UE-15 en porcentaje: 32,10” 055 Diafragma decafónico de dígitos
“Viviendas con ordenador: 7.726.362” 056 Diafragma decafónico de dígitos
“Empresas con ordenador en porcentaje: 97,40” 057 Diafragma decafónico de dígitos
“Empresas con Internet en porcentaje: 89,95” 058 Diafragma decafónico de dígitos
“Viviendas con teléfonos móviles en miles: 12.206” El módulo sobre el que Cruz Novillo trabaja en su “Diafragma Decafónico” es vertical y de proporciones 2 x 1. En su aplicación al edificio, este módulo pasa a ser horizontal y de proporciones muy similares, aunque necesariamente distintas por tener que adaptarse a la compleja modulación de las fachadas de un edificio de estas dimensiones. En concreto, el módulo tipo (se dan algunas excepciones en las esquinas y en la fila superior de la fachada sur) mide 248 cm x 133 cm. Para separar un “Diafragma Decafónico de Dígitos” del siguiente, se utiliza un módulo igual al empleado para cualquier cifra de cualquier “Diafragma”, pero de color gris y con su correspondiente numeración en color blanco en la esquina superior derecha, con una altura de tipo de 50 cm. La colocación elevada y el tamaño de la numeración pretenden asegurar su legibilidad incluso a gran distancia, considerando además que la galería corrida perimetral del edificio va a dificultar la visión de los antepechos en mayor nivel cuanto más cerca se encuentre el observador.
El “Diafragma Decafónico de Dígitos” presenta una novedad en su aplicación a la fachada del INE: la numeración decimal.
Como se observa en el listado de datos estadísticos anteriormente expuesto, algunos de ellos (mayoritariamente los expresados en porcentaje) presentan decimales. En un intento de simplificar al máximo la lectura de los datos, entendida como traducción de colores, proponemos la supresión de la “coma” que separa los números enteros de los decimales mediante la sencilla operación de hacer que cada una de las cifras de los números decimales ocupen medio módulo. Al tratarse siempre de decimales de dos cifras, ocupan un módulo completo.
En definitiva, una escultura de 28,80 x 108,00 m que se traduce en cifras estadísticas y se interpreta musicalmente.
Escuchar música
"Más de un diseñador gráfico actual ha llegado a afirmar que, en una sociedad poco acostumbrada a buenos ejemplos de diseño y carente de centros de enseñanza de la disciplina, la primera vez que se interesó por lo que el diseño aportaba a la vida cotidiana española fue con las cajitas de Fósforos del Pirineo que Pepe Cruz Novillo desarrolló en el año 1968.
Se trataba de un encargo realizado al estudio que compartía en aquel momento con el grafista Fernando Olmos y en el que cada uno realizó sus propias series durante años.
Cruz Novillo quería salir del limitado repertorio de las series temáticas existentes hasta entonces que eran resueltas de forma rutinaria. Afirmaba, en la publicación monográfica “Colección Creativos” que el Centro de Diseño de Castilla-La Mancha le dedicó en 2011: “… ideamos temas más interesantes y me preocupé de crear un estilo de ilustración muy esquemático y potente del cual son ejemplos notables mi Abecedario Animal y mi Circo”. Estas cajitas de fósforos, que se vendían por poco dinero en los estancos, “fueron minúsculos agentes de innovación conceptual y formal en una época en la que este tipo de acciones eran muy necesarias”.
El diseñador justificaba la razón de utilizar composiciones geométricas como motivo de ilustración para estas cajas de cerillas, en la voluntad de encontrar un lenguaje propio en el universo de la ilustración de la época, donde existían muchos dibujantes haciendo arquitecturas de papel. Al ilustrar estos pequeños objetos Cruz Novillo hace realidad su definición "Diseñar es Crear”, lo que para él ha sido una realidad en toda su trayectoria“. Emilio Gil.
Diseñador. Editor del blog "Pioneros Gráficos"
Cruz Novillo fue elegido académico de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando en el año 2006 como miembro de la sección Nuevas Artes de la Imagen, e ingresó en la Institución el 24 de mayo de 2009 con un discurso sinestésico en el que se produjo el estreno de su obra “Diafragma heptafónico 49, opus 13”, de siete minutos de duración, donada a la Academia. Desde entonces, cuelga en las paredes del museo de la Academia su obra “Diafragma heptafónico 823.543, opus 9”, una obra cronocromofónica que contiene todas las combinaciones con repetición de siete colores, siete notas musicales y siete fragmentos de tiempo, divididas en siete movimientos (Red, Orange, Yellow, Green, Blue, Grey y Magenta), con una duración total de 1601 horas, 43 minutos y 23 segundos.
Se trata de la obra de la que el artista extrajo el “opus 13” de su discurso (mediante un bucle de 16.807 obras), y junto a la misma, se expone la obra sobre papel, también donada a la Academia. - Descargar discurso de ingreso en la Academia
“Rosa Olivares afirmaba con tino, hace diez años, que: “Cruz Novillo no es un artista teórico, en el sentido que él no reviste su obra de ningún discurso teórico, pero la razón tal vez sea que su obra es en sí misma una teorización de la superficie y el volumen”.
A mi modo de ver así es desde que, en 1972, expuso sus primeras obras en la Galería Skira de Madrid: piezas de metacrilato que bautizó como “Estructuras manipulables”. Presentaba ya dos modos de actuación que le han acompañado en el transcurso de ese largo cuarto del siglo pasado: en primer lugar, la indistinción de disciplinas (“para mí, lo bidimensional y lo tridimensional es lo mismo; lo que me gusta de verdad es el intermedio, lo que yo llamo las dos dimensiones y media”, ha dicho repetidamente); en segundo término, la importancia descriptiva de los títulos. Dos rasgos que lo representan como singular en su territorio de actuación, el arte geométrico, normativo, racionalista, procedente del constructivismo y del minimal.
Cruz Novillo es un artista sistemático. Un hombre que ha encontrado un método abierto de trabajo, que le permite buscar formas en campos muy distintos de un mismo contorno: pintura, escultura y música. Su trabajo se desarrolla por ciclos que exploran un mismo problema en las diferentes formulaciones propias de cada disciplina y que le proporcionan resultados experimentales exhaustivos sobre una misma cuestión.
Él mismo dice que “el arte es un estado de la materia”. En fechas inmediatamente anteriores a las del inicio cronológico de esta retrospectiva, en 1977, el año en que el artista participó en la Bienal de Sao Paulo y cuando realizó su primera exposición con la que sería en adelante su sala, Aele, y su galerista, Evelyn Botella, Antonio Bernabéu escribía en el catálogo: “Al igual (por otra vía) que el arquitecto norteamericano Buckminster Fuller, Cruz Novillo organiza su geometría estructural considerando racionalmente las posibilidades energéticas de los elementos y buscando el equilibrio o las tensiones a partir de ellas. En definitiva, las estructuras resultan para él modelos donde se entrelazan acontecimientos energéticos y espaciales que, de acuerdo con su naturaleza interna, vuelven a proclamar su unión en la coherencia final de la obra terminada”.
La cita expresa, además, la distancia existente entre sus exigencias y las de un arte geométrico puramente formal, cuya crisis me parece imparable y de la que se hurta merced a los componentes conceptuales que informan su trabajo. Dicho en sus propios términos: “Pretendo resolver la siguiente paradoja: lograr una obra muy simple formalmente, pero muy compleja conceptualmente”.
En referencia al trabajo del artista, evocaba Julián Gallego los Lichtmomenten (Instantes de luz) que Walter Gropius, fundador de la Bauhaus, consideraba esos raros momentos en los que el artista (un artesano inspirado) por encima de su voluntad y por la Gracia del Cielo veía como la obra de sus manos se hacía arte. De Cruz Novillo mismo decía que sería un “Bauhausler descollante y ortodoxo”.
José Marín-Medina, por su parte, creía “fantasmática” la intromisión de la Bauhaus y de De Stijl en las muestras constructivistas y geométricas y asociaba el trabajo de Cruz Novillo con “sombras proyectadas por el arte concreto y por el arte óptico, así como un cierto guiño de ironía que nos llega desde el dadá”. Conectaba, a su parecer, el artista con Max Hill y con Josef Albers, con la “partitura” de Vasarely y con su interpretación a manos de los pintores sistemáticos.
Ángel González subrayaba la inspiración minimalista, especialmente las pinturas negras de Frank Stella, que estaría en el origen de las pinturas monocromáticas y de texturas de Cruz Novillo.
Al carácter ya señalado de la imagen propiamente dicha, a esa cualidad hipnótica a la que me he referido antes, se añade, ahora, la frecuencia y reproducción del sonido que, también él, sometido a la rígida fórmula combinatoria, nos descubre cuanto por insonoro permanecía oculto.
José Ramón Danvila explicitaba y ampliaba la descripción de los profundos vínculos que Cruz Novillo mantiene con la música: “Para Cruz Novillo, la música es el eje de un trabajo cromático donde no existe apenas sitio para lo aleatorio. Cada color es así y está ahí para representar una nota, un sonido silencioso que en ocasiones cobra vida cuando en la galería suena la partitura que motivó la pintura”. (Fragmento del texto “Cifra de Cruz Novillo” incluido en el catálogo de la exposición celebrada en la Sala “Amós Salvador” de Logroño en el año 2000). Mariano Navarro.
Crítico de arte.
21 de Mayo de 1999.
“ A Cruz Novillo, cuya carrera pública como artista plástico se inició en 1972 con unas Estructuras Manipulables en metacrilato, expuestas en la desaparecida Galería Skira, le viene de antiguo la fascinación por el número, por la geometría, por la secuencia; por las infinitas posibilidades de variación de una estructura dada; por la ejecución pulcra, neutra. Decir esa continuidad de su inspiración, y a la vez todo lo que, en su admirable obra reciente, está más allá de la mera forma, todo lo que tendría más que ver con una posible metafísica de la geometría, que con su física.
El siempre recordado Santiago Amón, hace diez años, y en “El principio formal de Cruz Novillo”, un de esas felices prosas matemáticamente medidas, también geométricas a su manera, a las que era tan aficionado, y Fernando Huici, en un texto de 1991, titulado “Diafragmas fértiles”, han subrayado lo consecuente que ha sido el Cruz Novillo de la madurez con la máxima inmortal de Mies van der Rohe: Less is more. “Lograr la máxima complejidad de concepto, con la mínima complejidad de forma”, sigue siendo hoy, por decirlo con sus propias palabras, la piedra angular del proyecto de este artista que a mediados de los años ochenta emprendió, según Amón, “una tarea de simplificación absoluta”, tarea de despojamiento que lo llevó a abandonar los signos y los supuestos del constructivismo clásico, para adelgazar todavía más su arte.
Huici, siempre en su texto de 1991, aludía a la cualidad musical de la obra que glosaba. El tiempo ha confirmado lo certero de tal intuición. Efectivamente, uno de los trofeos de caza que me da a conocer Cruz Novillo en mi visita a su estudio, es… una composición musical, fruto del trabajo de interpretación de un pianista amigo. ¿La partitura? Un dibujo coloreado, con la secuencia permutacional de los últimos diafragmas. ¿El resultado? Una pintura para escuchar, que suena por los altavoces, y que se “expondrá” ahora en la galería de Anselmo Álvarez, junto a las piezas sobre aluminio que estoy contemplando. Música rigurosamente repetitiva, cada color una nota, música serena, de una inexorabilidad, de una inmovilidad hipnóticas…” (Fragmento del texto escrito para el catálogo de la exposición “Cruz Novillo. Diafragma Tres” en la Galería Anselmo Álvarez, Madrid) Juan Manuel Bonet.
Crítico de arte.
21 de abril de 1995.

 

La compañía Accenture hizo este encargo para un evento efímero: la Reunión Anual de Socios. El concierto para teclado y ordenador “Diafragma heptafónico para Accenture. Opus 8” consta de un total de 5040 obras (cada obra es un conjunto de 7 colores distintos y su respectiva nota musical), divididas en siete movimientos, con lo cual cada movimiento consta de 720 obras. Todas las obras de cada movimiento comienzan por el mismo color (las 720 obras del movimiento 1 comienzan en rojo, las 720 obras del movimiento 2 comienzan en naranja...). Cada color lleva asignado una nota musical y una palabra clave de Accenture, según el siguiente criterio: ROJO Do Compromiso
NARANJA Re Creación
AMARILLO Mi Diversidad
VERDE Fa Equipo
AZUL Sol Inspiración
GRIS La Rendimiento
MAGENTA Si Talento Cada una de las obras es única y contiene todos los colores en distinto orden. El concierto presentado en el evento es una versión reducida del concierto completo de 5040 obras (y sus correspondientes 420 minutos de duración) hasta sólo 280 obras (y unos 24 minutos de duración). Para ello, se han reducido las 720 obras de cada movimiento a solo 40, es decir, la primera obra de cada movimiento no varía, pero para la segunda y sucesivas damos saltos de 18 obras.
Repitiendo la operación con cada movimiento, obtenemos las 280 obras totales (7 movimientos por 40 obras) que son las que se realizan sobre papel en esta primera edición. Por lo tanto, a cada directivo de Accenture se le asigna una obra única de pequeño formato (pigmentos sobre papel) que se acompaña de un CD con el concierto completo, reservándose para el hall principal de la compañía el decodificador de la obra completa: "Diafragma heptafónico para Accenture Do, Re, Mi, Fa, Sol, La, Si. Opus 8" (pintura sobre madera y telas tintadas) con una longitud de 6,80 y una altura de 1,90 metros.

© Cruz más Cruz, S.L. Diseño y arquitectura.

Todos los derechos reservados.